VENTAJAS

Las principales ventajas que ofrecen las redes Wi-Fi frente a las redes cableadas son las siguientes:

Movilidad: La libertad de movimientos es uno de los beneficios más evidentes de las redes Wi-Fi. Un computador o cualquier otro dispositivo (por ejemplo, una PDA o una webcam) pueden situarse en cualquier punto dentro del área de cobertura de la red sin tener que depender de si es posible o no hacer llegar un cable hasta ese sitio. Ya no es necesario estar atado a un cable para navegar por Internet, imprimir un documento o acceder a la información de nuestra red local corporativa o familiar. En la empresa se puede acceder a los recursos compartidos desde cualquier lugar, hacer presentaciones en la sala de reuniones, acceder a archivos, etc., sin tener que tender cables por mitad de la sala o depender de si el cable de red es o no suficientemente largo.

Desplazamiento: Con un portátil o PDA no sólo se puede acceder a Internet o a cualquier otro recurso de la red local desde cualquier parte de la oficina o de la casa, sino que nos podemos desplazar sin perder la comunicación. Esto, aparte de resultar cómodo, facilita el trabajo en determinadas tareas; como, por ejemplo, la de aquellos empleados cuyo trabajo les lleva a moverse por todo el edificio.